La mujer que visito el infierno

Comparte este artículo en tus redes sociales

La historia de la mujer que visito el infierno es muy impactante y nos enseña que el infierno es como nos lo contaron.

La mujer que visito el infierno

Este es un relato de lo que sucede cuando las personas están en la delgada línea entre la vida y la muerte.

¿Quién es la mujer que visito el infierno?

Puede ser un espacio de tranquilidad, aunque en ciertas ocasiones podría tratarse de un lugar oscuro y cruel, justo como le sucedió a Angie Fenimore.

Angie Fenimore : la mujer que visitó el infierno

Ella fue una mujer que intentó suicidarse en 1991.

Afortunadamente para ella, el asunto salió mal y no pudo terminar con su vida de manera exitosa, pero pudo echar un vistazo a lo que ella está segura, se trata del mismo infierno.

Esta es la experiencia de Angie Fenimore: la mujer que visitó el infierno.

Estas experiencias cercanas a la muerte, son consideradas por quienes las han estudiado extensamente como la prueba definitiva de que existe algo más allá de nuestra realidad, y que hay un lugar al que vamos a parar cuando morimos.

El intento de suicidio de Fenimore ocurrió el 8 de enero de 1991, tras años de una relación bastante problemática y nunca haber podido superar sus traumas de abuso infantil.

La mujer consideró que no existía otra salida y decidió terminar con su vida.

¿En realidad esta mujer visito el infierno?

Se encontró en un mundo de oscuridad.

Lo que sintió fue mucho más terrible y personal que las viejas metáforas de fuego y azufre.

Ella se encontró, primero, con una especie de reproducción completa de su vida en la que pudo evaluar cada una de sus decisiones pasadas.

Pero, sobre todo, cómo estas decisiones la habían llevado a aquel momento específico.

Pudo ver, casi tocar, el momento preciso de su muerte, la culminación de su suicidio.

Y entonces, todo cambió… cuando prácticamente había terminado su vida, llegó la oscuridad… sus ojos pronto se adaptaron a ella, y pudo distinguir en la penumbra un número importante de personas que se encontraban cerca de ella.

Todas andaban lento, como pensativas… cuando pudo detallarlas se dio cuenta de que tenían rostros sin expresión alguna.

La mujer que visito el infierno 3

Antes de que pudiera describirlos, fue “succionada” por alguna entidad o poder inexplicable y llegó a otro lugar de aquel mundo tenebroso.

TAL VEZ TE INTERESE: CASOS DE LA HISTORIA PROHIBIDA DE LA HUMANIDAD

De pronto se encontró en el borde de un plano oscuro, suspendida de nuevo en la oscuridad y envuelta en una niebla negra que se arremolinaba alrededor de sus pies.

De nuevo, había una multitud de personas, pero no había ningún niño ahí… Fenimore sentía mucho terror de todas las personas que se encontraban ahí, pero al mismo tiempo no podía esconderse de ellas.

No tenía nadie con quien conversarlo… y entonces llegó la soledad.

De acuerdo con la mujer, nada puede compararse con la desesperación que sintió en aquel momento.

El hecho de saberse sola, abandonada y eternamente condenada a permanecer en aquel lugar le generó un vacío que ninguna persona podría jamás comprender.

Todos quienes se encontraban allí parecían llevarlo dentro; sus rostros no mostraban expresión alguna, sus movimientos no parecían tener ningún objetivo.

“Yo sabía que estaba en un estado del infierno, pero este no era el infierno de fuego y azufre típico que había aprendido de niña” aseguró Fenimore.

De pronto, apareció una gran voz de poder… una voz que incluía tanta fuerza que con una palabra podría destruir el universo…

“¿Es esto lo que realmente quieres?”, le preguntó la voz… al final, queda claro para ella que creer en la posibilidad de haber sido salvada por el mismo Dios, hizo toda la diferencia.

La mujer que visito el infierno66

Tras la experiencia despertó en el mismo lugar donde había intentado suicidarse, convencida de que debía darle a la vida una nueva oportunidad.

No cabe duda que Fenimore, la mujer que visitó alguna parte del infierno, reforzó las nociones que tenemos sobre la existencia de un cielo y el infierno.

El primero un lugar donde se premia la bondad, mientras que en el segundo se castiga la maldad y el egoísmo.

Espero que te haya gustado este relato de la mujer que visito el infierno, déjanos tus comentarios y opiniones.

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Código Ancestral usa las cookies de la red Google para una gran experiencia para usted. Si sigues en esta página das tu aprobación para aceptar los términos para aceptar las cookies. La política de cookies, pica el enlace para mas información. ACEPTAR

Aviso de cookies

You cannot copy content of this page

error: ¡El contenido esta protegido!