El zombi visto desde la ciencia 2022

Comparte este artículo en tus redes sociales

A todos nos apasiona la hipótesis zombi debido al auge del género, del éxito de The Walking Dead y de la siempre presente amenaza de nuevos virus y microorganismos que no dejan de surgir.

El zombi visto desde la ciencia 2022-1

En esta entrada abordaremos la amenaza zombi desde un punto de vista científico, señalando las mayores lagunas en el supuesto que Hollywood nos presenta.

Porque esto de los zombis es imposible, ¿verdad?

Personas que enferman y rápidamente, tras fallecer, se levantan de su eterno descanso, sedientos de atacar a los vivos, expandiendo la infección.

Aquí te mostrare hechos científicos que niegan la amenaza zombi y una acotación que sí la permite.

En casi todos los trabajos, se nos presentan los zombis como muertos en vida a medio descomponer, donde incluso en casos que llevan meses fallecidos, el proceso de putrefacción se ha detenido.

El zombi visto desde la ciencia 2022-2

Este deterioro del cuerpo de los fallecidos es causado por bacterias y microorganismos que se encargan de reciclar la materia orgánica dentro del ciclo de la vida.

Por supuesto, la descomposición puede frenarse en medios hostiles, como a baja temperatura o en ausencia casi total de humedad, dando pie a la momificación.

En literatura y cine esto no es así, presentando los cadáveres con el proceso de descomposición frenado o reducido hasta hacerlo imperceptible.

Nosotros seríamos comida para ellos según Hollywood, pero la realidad es que los zombis serían un apetitoso plato principal para miles de microorganismos diferentes.

Los devorados serían ellos.

A nadie se le escapa que la vida útil de los músculos sería limitada, y aún en el caso de encontrarnos dentro de ese periodo de usabilidad, necesitarían de impulsos nerviosos para la ejecución de órdenes provenientes del sistema nervioso central, lo que nos trae otro serio problema.

TAL VEZ TE INTERESE: CONOCE LA BOVEDA DEL FIN DEL MUNDO

Para que alguien esté muerto se necesita que su actividad cerebral sea inexistente, por lo que difícilmente sus centros de control pueden procesar información y enviar órdenes a los músculos.

Por no hablar de que los procesos químicos que dan lugar a estar reacciones estarían detenidos.

El zombi visto desde la ciencia 2022-3

Un muerto puede moverse por espasmos musculares o aplicando electricidad selectivamente, pero la hipótesis de los muertos que se levantan y caminan, y encima con cierta coherencia, es totalmente imposible.

Pero supongamos que los músculos y cerebro son capaces de mantenerse en funcionamiento, aunque sea imposible.

Para ello haría falta energía, y la única forma que el ser humano tiene de obtenerla es mediante la ingesta de alimentos y la digestión.

Por supuesto los zombis comen y luchan por hacerlo lo más posible, algo completamente habitual en la naturaleza y no existe problema con ello, pero llegamos de nuevo a otro serio problema: La digestión.

Con la muerte los procesos digestivos se detienen evitando la consecución de una fuente de energía que pudiera mantener cuerpo y mente activos, y de hecho los restos de jugos gástricos en su interior, comenzarían una auto digestión.

Da igual que te coman, puesto que no obtendrían energía con ello, y al poco quedarían sin pilas.

Por no hablar de que los órganos que lo permiten serían digeridos, haciendo imposible la obtención de esta necesaria energía para su funcionamiento.

Este tipo de zombis no son seres viables.

Tu cuerpo dispone de un efectivo y complejo sistema de reparación, en el que los defectos, poco a poco tratan de ser subsanados, además de que la mayoría de células son reemplazadas frecuentemente.

Con el metabolismo detenido tras la muerte por todos los puntos anteriores, el cuerpo de los zombis no tendría esa posibilidad.

Cualquier daño por una leve rozadura, herida, o problema de índole diversa, se acumularía en cantidad muy superior a la que imaginamos.

Además, muchas células finalizarían su ventana de utilidad sin ser reemplazadas, por lo que un daño masivo se acumularía en su cuerpo en pocos días, convirtiéndolo en inviable.

Sin metabolismo, sin centro de mando, sin energía, y sin capacidad de autoreparación, los zombis tal y como nos lo contaron, no son posibles.

No obstante, en la naturaleza existen ejemplos, de hormigas, cangrejos, arañas y otras especies que sí son zombificadas por microorganismos, modificando su comportamiento y pasando a obedecer órdenes del huésped.

Es correcto, pero lo hacen en vida.

Un patógeno, con alta capacidad de contagio, transmitido por el aire, y no solo por mordeduras, podría dar con el factor de propagación necesario.

Este patógeno debería afectar al sistema nervioso central atacando regiones del cerebro ligadas a la agresividad como el hipotálamo.

Otra buena opción sería hacer blanco en la corteza prefrontal, lo que desencadenaría problemas motores y en el habla, así como como conductas desinhibidas e inapropiadas.

Un virus quizás, que aumentara la agresividad, y cortara nuestras siergas de freno mentales, mediante el que los enfermos, se lanzaran en una ola de furia descontrolada, en medio de una pandemia creciente.

TAL VEZ TE INTERESE: LAS MEJORES PELICULAS DE TERROR EN NETFLIX

No sabemos cómo sería posible una infección así, pero desde luego, es una opción más, en la que los zombis no serían muertos sino enfermos, porque como siempre digo, en ocasiones, la realidad es capaz de superar cualquier ficción.

Los muertos vivientes según el cine y televisión no son posibles.

Pero una modificación de nuestras funciones cerebrales puede desencadenar un comportamiento inesperado que ya ha sido ligado en algunas ocasiones a asesinos en masa descontrolados.

Pero no voy a engañar a nadie, esto es tremendamente difícil en la actualidad inclusive el factor intencional, puesto que nuestra técnica y capacidad conocidas, no parecen ser suficientes a día de hoy para ello.

Los zombis no pueden existir según nos los presentaron, pero un escenario semejante si es posible con un puñado de modificaciones que lo adaptan a lo científicamente aceptable.

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Código Ancestral usa las cookies de la red Google para una gran experiencia para usted. Si sigues en esta página das tu aprobación para aceptar los términos para aceptar las cookies. La política de cookies, pica el enlace para mas información. ACEPTAR

Aviso de cookies

You cannot copy content of this page

error: ¡El contenido esta protegido!