Zoológico prohíbe relación humana – chimpancé

Comparte este artículo en tus redes sociales

Un zoológico prohibió una extraña relación entre humana y chimpancé. ¿Hasta donde llegan los limites del amor?

Un zoológico prohibió una extraña relación entre humana y chimpancé. ¿Hasta donde llegan los limites?

El zoológico de Amberes prohibió a una mujer belga gracias a su estrecha «relación» con un chimpancé macho al que había estado visitando con continuidad a lo largo de años.

Adie Timmermans estuvo visitando a Chita, un chimpancé macho de 38 años, a lo largo de por lo menos 4 años.

Ella asegura que han creado un vínculo muy poderoso que puede describirse como una «relación».

Sin embargo, los cuidadores de animales del zoológico de Amberes creen que esta relación le estuvo ocasionando inconvenientes sociales a Chita dentro de su grupo de chimpancés.

Debido a que está tan cerca de Adie, Chita es ignorada por los otros primates y no se la considera parte de la manada.

Para hacer mejor su relación con los de su propia clase, el zoológico emitió hace poco una prohibición de contacto.

Le prohibieron a Timmermans arrimarse al recinto de Chita e instruyéndola para que evite llevar a cabo contacto visual con el animal.

¿Es correcto que el zoológico prohíba una relaciona humana – chimpancé?

“Por supuesto que nos encontramos contentos cuando nuestros visitantes se sienten tan comprometidos con los animales, pero el confort de los animales es lo primero aquí”, ha dicho a ATV Sarah Lafaut, curadora del zoológico de Amberes.

Adie, además, cree que la prohibición de contacto es injusta, alegando que ella quiere a Chita y él la quiere y que la prohibición solo la perjudica a ella, no a los otros visitantes.

“Amo a ese animal y él me quiere a mí, no tengo nada más. ¿Por qué desean remover eso?» comento una emocionada Adie Timmermans.

“A otros incontables visitantes se les facilita llevar a cabo contacto. Entonces, ¿por qué no yo?” “Soy suscriptor ya hace 4 años. Chita siempre viene a verme cuando me ve. Bate los brazos, me otorga besos por la ventana. ¿Qué estoy realizando mal?» pregunto Timmermans

Adie admite que había recibido 4 observaciones sobre su estrecha relación con Chita, pero sencillamente no podía seguir estando alejada de él.

TAL VEZ TE INTERESE: EXTRAÑAS BACTERIAS DESCUBIERTAS EN LA EEI

Ahora, si sigue ignorando las observaciones, la prohibición de contacto podría llevar a una prohibición total del zoológico de Amberes.

Los cuidadores explicaron que la circunstancia de Chita es muy especial.

Llegó al zoológico hace 30 años como una ex mascota personal.

Fue muy rebelde a lo largo de un largo tiempo, pero ocasionalmente aprendió a cuadrar con los otros chimpancés, pero su interés por los humanos jamás desapareció, razón por la cual la atención de Adie es tan dañina en su caso.

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Código Ancestral usa las cookies de la red Google para una gran experiencia para usted. Si sigues en esta página das tu aprobación para aceptar los términos para aceptar las cookies. La política de cookies, pica el enlace para mas información. ACEPTAR

Aviso de cookies

You cannot copy content of this page

error: ¡El contenido esta protegido!