Meteorito cae en la Tierra ¿Cuáles son las posibilidades?

Comparte este artículo en tus redes sociales

¿Cuáles son las posibilidades de que un meteorito impacte a un ser humano? Bueno, en esta entrada te vamos a contar todo acerca de los meteoritos que caen en la Tierra.

¿Alguna vez escuchaste una noticia sobre el posible impacto de un meteorito en la Tierra?

¿Cuáles son las posibilidades de que una roca extraterrestre dañe seriamente a una persona?

A continuación, te contaremos algunas historias increíbles sobre los meteoritos y repasaremos varios de los récords más llamativos.

Cada año, ingresan en la atmósfera terrestre e impactan en la superficie alrededor de 100 meteoritos.

La gran mayoría tienen un tamaño pequeño y unos pocos llegan al diámetro de una pelota de fútbol.

Piedras más grandes, que pueden causar grandes cráteres y consecuencias serias, son muy infrecuentes.

Pero, ¿qué posibilidades hay de que un meteorito dé sobre mi cuerpo? ¿O que uno muy grande cause destrozos en una ciudad o una región?

Espóiler: es extremadamente difícil.

Pero antes de estimar las probabilidades, veamos qué entendemos por meteorito.

Existen en el sistema solar distintos cuerpos en órbita.

Algunos de ellos, por su composición y tamaño, son conocidos como meteoroides.

Meteorito cae en la Tierra ¿Cuáles son las posibilidades?
Meteorito cae en la Tierra ¿Cuáles son las posibilidades?

Cuando un meteoroide se acerca a la Tierra puede tener distintas consecuencias.

Al entrar en la atmósfera, puede generar un fenómeno luminoso, llamado meteoro, conocido popularmente como estrella fugaz.

Los más luminosos son denominados bólidos.

Aquellos meteoroides que no se desintegran por completo en la atmósfera y logran llegar a superficie son los meteoritos.

Actualmente, se han registrado 31.000 hallazgos de meteoritos en la Tierra.

También se documentaron más de 1000 caídas.

Es decir, en estos casos se vio el trayecto del cuerpo antes de impactar.

Meteorito cae en la Tierra ¿Cuáles son las posibilidades?

La enorme mayoría de los meteoritos, se ubican entre Marte y Júpiter, pero por alguna razón desviaron su trayectoria y por eso terminaron en la Tierra.

Del resto, hay algunos meteoritos que se desprendieron de la Luna.

Esto se pudo confirmar tras las misiones Apolo, cuando se trajo material lunar coincidente.

Otros, en cambio, son meteoritos marcianos que nos llegaron desde el planeta rojo.

Estas piedras no solo tienen un valor en sí mismas por lo llamativas y por los avances que les permiten realizar a los geólogos.

También tienen un valor histórico en distintas civilizaciones.

Un caso destacado es la Piedra Negra, una reliquia musulmana.

Piedra Negra

Se encuentra en la Gran Mezquita de La Meca, en Arabia Saudita, y es venerada por millones de peregrinos cada año.

A nivel religioso, los musulmanes creen que fue entregada a Abraham y que fue colocada en el lugar actual por Mahoma.

Si bien las pruebas científicas no son concluyentes, se cree que se trata de un meteorito.

Otro caso es el de los inuits, quienes contaron con una gran ventaja como civilización.

En el norte de Groenlandia tuvieron una gran fuente de hierro gracias a enormes meteoritos metálicos que cayeron hace miles de años.

Lograron forjar el metal en frío y de esta manera construyeron herramientas valiosas.

El meteorito de Cape York fue una de las grandes fuentes de hierro de los inuits.

Pesa alrededor de 31 toneladas y se puede visitar actualmente en el Museo Americano de Historia Natural.

Pero no es ni el más grande ni el más pesado.

El récord se lo lleva el meteorito Hoba, en Namibia, que llega nada menos que a las 60 toneladas.

Es la pieza de hierro natural más grande que se conoce en la Tierra.

Fue descubierto por casualidad en 1920 y jamás fue movido del lugar en el que cayó.

Actualmente se puede visitar el lugar, ya que el gobierno creó un centro turístico.

Una de las grandes incógnitas que genera Hoba es que, a pesar de su peso, no produjo un cráter en la superficie.

Una de las teorías sobre esta cuestión resulta increíble.

Se cree por su forma puede haber rebotado en el mar y luego llegado a la tierra, lo que amortiguó la velocidad que traía.

TAL VEZ TE INTERESE: ¿ALDEA DESTRUIDA POR COMETA? ¿SODOMA Y GOMORRA?

Es decir, habría hecho epostracismo en el mar, también conocido como cabrilla o hacer sapito.

Resulta muy difícil establecer un ranking entre los meteoritos más pesados, ya que es muy difícil hacerlo con precisión.

Sin embargo, se cree que los dos meteoritos que completan el podio, por detrás de Hoba, cayeron en la Argentina.

Hace 4,000 años se produjo una enorme lluvia de meteoritos metálicos, luego de que un asteroide de 840 toneladas explotara al ingresar en la atmósfera.

El lugar se conoce hoy como Campo del Cielo, se ubica entre las provincias de Chaco y Santiago del Estero, y es uno de los campos de impacto de meteoritos más importantes del mundo.

En 1980 fue extraído el meteorito El Chaco.

Su peso se estimó entre los 29 y las 37 toneladas.

En la década de 1990, un traficante estadounidense llamado Robert Haag estuvo muy cerca de robarlo, pero la policía local frustró el intento.

Se estimó que lo vendería en 20 millones de dólares.

Este meteorito fue desplazado del segundo puesto entre los más pesados en 2016, cuando se descubrió y desenterró Gancedo, que es estudiado para conocer los orígenes del sistema solar.

Estos enormes meteoritos cayeron hace miles de años.

Pero más cerca en el tiempo también hubo eventos destacables.

En 2013 se produjo en Rusia el evento más importante en un siglo.

El Bólido de Cheliábinsk fue un evento en el que cayeron 6,000 kilos de meteoritos, incluido un fragmento de 650 que cayó a un lago.

Hubo más de 1000 personas heridas, aunque ninguna de gravedad.

También hubo daños materiales, como roturas de ventanas y cristales, pero en todos los casos se explica por la onda expansiva que generó la explosión en el aire, a unos 20 kilómetros de altura.

Si queremos encontrar una persona que haya sido impactada directamente por un meteorito tenemos que ir unas décadas atrás, hasta 1954.

Ese año cayó en Sylacauga, Alabama, Estados Unidos, el primer meteorito del que se tenga constancia que lesionó a un ser humano.

Luego de romper el techo de madera y rebotar contra una radio, un fragmento de 4 kilos impactó en la cadera de Ann Elizabeth Hodges.

La mujer tenía 34 años y sufrió un fuerte golpe, aunque pudo sobrevivir.

Pero, ¿Qué tan probable es que nos pase lo sufrió Ann Elizabeth? O, peor aún, que el golpe de un meteorito nos cueste la vida.

En principio, los especialistas aclaran que es muy difícil establecer las probabilidades, ya que son sucesos que acontecen con muy poca frecuencia.

Hay, sin embargo, algunas estimaciones.

Como la de Stephen Nelson, de la Universidad Tulane, quien calculó que hay una posibilidad en 1.600.000 en morir a causa de un meteorito.

Para tener un parámetro, compara que hay una posibilidad en 27.000 en morir en una inundación, otra estadística que muestra con qué  frecuencia cae un meteorito de por lo menos en el que nos encontramos.

Sucede una vez cada 10.000 años.

Así que tenemos que tener realmente mucha, pero mucha mala suerte para ser impactados por una piedra extraterrestre.

TAL VEZ TE INTERESE: CONOCE LA TEORIA DE LA TIERRA HUECA

Pero bueno, lo cierto es que la posibilidad no es igual a cero.

Por eso también es que distintas organizaciones trabajan en la prevención para evitar grandes catástrofes.

La hipótesis más extendida sobre la extinción de casi todos los dinosaurios indica que fue un gran meteorito, hace 65 millones de años.

Para evitar que algo así suceda existen distintas estrategias de mitigación de asteroides.

De esta forma, un objeto potencialmente peligroso puede ser desviado.

Existe un monitoreo constante sobre los cuerpos que podrían llegar a impactar en el planeta.

Se estableció la Escala de Turín para clasificar cuál es el peligro de los asteroides y cometas.

Actualmente, la NASA identifica 22 objetos.  Pero, en una escala de 0 a 12, todos están en 0.

Es decir, se descarta cualquier tipo de impacto grave en la Tierra por lo menos en el próximo siglo.

Se creía que un asteroide llamado (99942) Apofis tenía casi un 3% de probabilidades de impactar en 2036.

Pero nuevas investigaciones concluyeron en que esa posibilidad es apenas una en un millón.

Así que, ante el próximo titular alarmista sobre los peligros de objetos extraterrestres que nos puedan afectar, ya sabemos qué tan bajas son las posibilidades.

¿Te gustaría conocer un meteorito? Déjanos tu comentario más abajo.

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Código Ancestral usa las cookies de la red Google para una gran experiencia para usted. Si sigues en esta página das tu aprobación para aceptar los términos para aceptar las cookies. La política de cookies, pica el enlace para mas información. ACEPTAR

Aviso de cookies

You cannot copy content of this page

error: ¡El contenido esta protegido!