El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia 2022

Comparte este artículo en tus redes sociales

Hoy te contaremos de un lugar increíble, el llamado Calendario de Adán, un lugar ancestral que podría cambiar para siempre la historia de la humanidad.

Durante muchos años, los académicos han afirmado que la primera civilización en la Tierra surgió en Sumeria, hace unos seis mil años.

Sin embargo, un descubrimiento arqueológico y científico más reciente sugiere algo completamente diferente, algo que nos obliga a re-imaginar totalmente la historia humana.

En 2003, un piloto llamado Johan Heine, volaba un pequeño avión sobre la remota región de Mpumalanga en el este de Sudáfrica, cuando de repente, perdió el control de su avión y cayó en picada a la tierra, chocando contra la ladera de una montaña.

El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia 2022
El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia

Milagrosamente, Heine resultó ileso, mientras salía de los escombros, se encontró con la vista más asombrosa.

Frente a él había tres enormes monolitos de dolorita, enormes piedras de varios metros de altura, que seguramente pesaban muchas toneladas cada una.

El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia 202-2
El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia

Y detrás estos monolitos estaba un círculo de piedra gigante.

Heine rápidamente se dio cuenta, de que no se trataba de una disposición natural de piedras.

Todo el sitio parecía estar alineado con los puntos cardinales en la brújula, norte, sur, este, oeste.

El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia

¿Quién? se preguntó Heine, ¿Podría haber construido este sitio misterioso en un área tan remota?

Para ayudar a resolver el misterio, Heine solicitó la ayuda de su viejo amigo Michael Tellinger, un farmacólogo, político, músico y alguien con muchos oficios.

Michael Tellinger

Regresaron al lugar del accidente al día siguiente, para comenzar lo que se convertiría en meses, y luego años de mediciones, cálculos e investigación.

Los resultados inmediatos fueron impresionantes.

Las ruinas de piedra eran de hecho, un calendario gigante alineado con los movimientos del sol, así como los solsticios y equinoccios.

Podría usarse para marcar todos los días del año, siguiendo el movimiento de las sombras en la piedra del calendario en su centro.

TAL VEZ TE INTERESE: INFORMACION SOBRE LOS CIRCULOS DE LOS CULTIVOS Y LA ENERGIA INFINITA

En consecuencia, el sitio se conocería en los años venideros como: el calendario de Adán.

Pero como un examen más detenido y excavación tuvieron lugar, los misterios del calendario de Adán sólo se profundizaron.

Primero, hubo el descubrimiento de una serie de tallados increíbles, un ave horus de tres metros de altura, tallada en dolorita, una esfinge de tallada símbolos de cruces y Anj, en círculos radiantes.

El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia-3
El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia

Estos eran símbolos de la antigua Sumeria y Egipto, así que, ¿Qué demonios estaban haciendo en Sudáfrica?

Entonces vino el descubrimiento verdaderamente sorprendente.

Al examinar el crecimiento de la pátina en las herramientas antiguas encontradas en el sitio, se determinó que el sitio debe tener al menos 100,000 años de antigüedad.

Como explicó Tellinger, «El tipo de pátina o piel que crece en estos artefactos, crece a un ritmo muy lento, que se estima en capas microscópicas».

«En otras palabras, cuando la pátina es visible a simple vista, ya tiene unos miles de años».

«La mayoría de los artefactos están completamente cubiertos por pátinas de varios milímetros de espesor».

El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia

Esto sugiere que el calendario de Adán se construyó, muchas decenas de miles de años, antes de la existencia de los antiguos Sumerios y Egipcios.

Con la curiosidad al máximo, otro estudio se llevó a cabo en 2009, en las piedras monolíticas de dolorita encontradas en el sitio.

Mediante el cálculo de la tasa de erosión de la dolorita, los investigadores concluyeron que el sitio no tenía 100,000 años, sino, de hecho, más de 160,000 años.

Desde entonces, cada estudio sucesivo llevado a cabo ha empujado la fecha del sitio aún más en el pasado.

El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia

Con estimaciones que ahora alcanzan los 300,000 años, lo que lleva a Tellinger a llamar al calendario de Adán, sin duda, la estructura más antigua hecha por el hombre en la Tierra.

Como él describió: «Las fotografías, los artefactos y la evidencia que acumulamos, apuntan hacia una civilización perdida que nunca antes había sido descubierta, y precede a todas las demás, no por unos pocos cientos, sino por muchos miles de años».

El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia

¿Habían existido realmente los creadores del calendario de Adán, doscientos o trescientos mil años antes de los antiguos Sumerios y Egipcios?

Sin embargo, había más.

Tellinger supo de muchos círculos de piedra, no sólo existía el calendario de Adán en las áreas remotas de Sudáfrica.

En ese punto, el registro histórico había documentado vagamente, más de veinte mil sitios de este tipo.

Sabiendo lo que sabía sobre la increíble edad del calendario de Adán, Tellinger tomó un renovado interés en estos círculos de piedra previamente ignorados.

En primer lugar, realizó un reconocimiento de la zona a pie y por aire, contando al menos, cien mil sitios individuales en ruinas.

Luego, usando imágenes satelitales y fotografías aéreas, en realidad aumentó su recuento de sitios repartidos por todo el subcontinente, a través de Sudáfrica, Zimbabwe, Mozambique y Botswana.

Eso fue según Tellinger, el grupo más grande de ruinas de piedra encontrado en cualquier parte de la Tierra hasta la fecha.

El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia

Más increíblemente, Tellinger notó que cada uno de estos círculos de piedra, parecía estar conectado a los demás por canales de piedra, y rodeado por una red continua de terrazas agrícolas.

Esto sugería, una vasta civilización desaparecida que cultivaba en una escala gigantesca.

Los círculos de piedra parecen ser los restos de una gran metrópolis, que se extiende por más de 16 mil kilómetros cuadrados, que Tellinger estimó que debe haber tenido una población de millones de individuos.

¿Era esto realmente evidencia de una civilización gigantesca que había existido en Sudáfrica cientos de miles de años antes de los Sumerios o Egipcios?

El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia

Y, de ser así, ¿Quiénes eran esta antigua civilización? y ¿Qué más eran capaces de hacer?

En 2011, los investigadores que buscaban pistas, comenzaron a tomar medidas electrónicas del calendario de Adán y otros sitios de círculos de piedra en toda la región.

Lo que encontraron fue casi insólito.

Los círculos de piedra parecían ser, poderosos dispositivos generadores de energía, diseñados para tomar el flujo constante de frecuencias de sonido sutiles de la superficie de la Tierra y convertirlo en energía utilizable.

Según los investigadores, cada círculo de piedra era un patrón cimático que representaba las frecuencias sutiles de la Tierra que se elevaban desde la superficie en ese punto.

Las piedras amplificaron estas frecuencias para crear campos electromagnéticos, utilizando una comprensión de los armónicos que usamos en la tecnología de rayos láser hoy en día.

Porque cada uno de estos círculos de piedra estaba conectado por antiguos canales de piedra, que parecía que se trataba de una especie de red gigante generadora de energía, que se extendía por todo el subcontinente.

Curiosamente, este pensamiento extraordinariamente avanzado, se hizo eco del trabajo del gran Nikola Tesla.

En 1905, Tesla presentó una patente titulada, «El Arte de transmitir energía eléctrica a través del medio natural», en la que introdujo el diseño de algo llamado, «Pirámide Electromagnética de Tesla».

El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia

Su idea era bombear electricidad de la tierra, usando las corrientes telóricas naturales que se movían a través de la corteza terrestre y los océanos, para proyectar energía hacia el cielo, donde luego podría ser aprovechada por receptores individuales en todo el mundo.

De esta manera, Tesla creía que podía aprovechar la energía alojada dentro de la Tierra y usarla para proveer a todo el planeta energía libre ilimitada.

¿Es esto para lo que fueron diseñados estos círculos de piedra? ¿Para bombear la tierra en busca de energía para impulsar una antigua civilización de millones de individuos?

El mismo año en que los investigadores comenzaron a tomar medidas electrónicas en los sitios del círculo de piedra, Michael Tellinger comenzó a organizar visitas a las ruinas, más específicamente el calendario de Adán, cerca del cual abrió un museo para compartir la increíble evidencia que se había recopilado.

El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia

Pero a medida que los visitantes comenzaron a aparecer, comenzaron a notar algo muy inusual, muchos informaron extraños efectos curativos, sus condiciones aliviaron o incluso curaron por completo.

Los problemas respiratorios y de la piel, dolor muscular y de espalda, dolores de cabeza, presión arterial, estrés y más.

Una mujer incluso afirmó haberse curado de una etapa avanzada de cáncer, simplemente visitando el calendario de Adán.

Para 2018, Tellinger finalmente había visto suficiente, tenía que averiguar qué estaba pasando, por lo que dirigió el estudio de un grupo de personas en el calendario de Adán, midiendo cuidadosamente las funciones corporales vitales, durante un período de un mes.

Efectivamente, el estudio registró resultados positivos sobre la presión arterial, frecuencia cardíaca, respuesta retiniana y otras funciones corporales.

El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia

En palabras de Tellinger, «No hay duda de que la exposición a los círculos de piedra tiene un efecto positivo en las funciones corporales que medimos durante un período de 30 días».

El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia

Una vez más, las capacidades aparentes del calendario de Adán, parecían reflejar el trabajo de Nikola Tesla.

En la década de 1890, Tesla inventó un dispositivo curativo que enviaba vibraciones a través del cuerpo en varias frecuencias.

Durante los siguientes años usó el dispositivo para tratar a personas con una amplia variedad de problemas de salud, llamándolo su mayor contribución al bienestar humano.

Como dijo el mismo Tesla, «Si quieres encontrar los secretos del universo, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración».

¿Habían estado pensando los creadores del calendario de Adán en estos términos?

De hecho, los poderes de la medicina vibracional, son algo que la ciencia moderna, apenas está comenzando a comprender.

Estudios han demostrado que la exposición a la medicina vibratoria, reduce directamente la ansiedad y la depresión, y ayuda con la artritis y el dolor crónico.

La terapia vibratoria es usada por la NASA, para aumentar la densidad ósea de los astronautas.

Algo que ahora se está aplicando a los pacientes con osteoporosis y lesiones de la médula espinal.

TAL VEZ TE INTERESE: LA HISTORIA DE LA ATLANTIDA, LA CIUDAD PERDIDA

Estudios más recientes incluso sugieren que la medicina vibracional puede ayudar a las personas con Parkinson, Parálisis Cerebral y Alzheimer.

¿Podrían haberse construido los círculos de piedra de Sudáfrica para proporcionar no solo una fuente de energía, sino también una fuente de medicina vibracional? Piénselo.

En primer lugar, hubo evidencia de que los círculos de piedra de Sudáfrica fueron construidos por una extremadamente antigua y gran civilización, que precedió a los antiguos Sumerios y Egipcios por cientos de miles de años.

El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia

Y ahora, la evidencia sugería que, esta civilización había sido extremadamente avanzada, en la comprensión de los conceptos de energía y vibración, que recién comienzan a descubrirse en los tiempos modernos.

¿Cómo podría ser esto posible? La respuesta podría comenzar por dónde se encuentran estas ruinas.

Simplemente, el área que rodea el calendario de Adán, es una de las regiones más ricas en oro del mundo entero.

En la actualidad, muchas de las minas de oro en funcionamiento más grandes del mundo, se encuentran en Sudáfrica.

Pero los suministros de oro de la región han sido documentados durante siglos.

Los primeros exploradores europeos que inspeccionaron el área, escribieron sobre muchos miles de pozos de minas antiguas, y, de hecho, más de 75,000 minas, han sido reportadas ahora por compañías geológicas, sólo en la región de Mpumalanga.

Entonces, ¿Qué tiene esto que ver con los antiguos círculos de piedra y las civilizaciones antiguas avanzadas?

Bueno, una respuesta está conectada con las misteriosas deidades Sumerias conocidas como los Anunnakis, que algunos creen que fueron, una antigua raza extraterrestre que colonizó nuestro mundo alterado genéticamente nuestras especies, y que extraía oro de nuestro planeta, precisamente de la región de Sudáfrica.

¿Podría la vasta red de círculos de piedra alrededor del sur de África, ser los restos de una vasta operación extraterrestre para extraer oro de nuestro planeta?

Comentarios Facebook

2 comentarios en «El calendario de Adán, descubrimiento que podría cambiar la historia 2022»

  1. Pingback: Oro de los Anunnaki los creadores de la humanidad 2022
  2. Si siguen produciendo energia!! Esos circullos?Y como setia que los anunakis no dejaron sin nada de oro esa region si lo necesitaban? Me gustaria conocer ese lugar,se puede visitar?

    Responder

Deja un comentario

Código Ancestral usa las cookies de la red Google para una gran experiencia para usted. Si sigues en esta página das tu aprobación para aceptar los términos para aceptar las cookies. La política de cookies, pica el enlace para mas información. ACEPTAR

Aviso de cookies

You cannot copy content of this page

error: ¡El contenido esta protegido!